gallery/cabecera nsfjp2xcf azul

Las Tres Etapas

 

RAMA AMARILLA: La Manada, son los lobatos y lobatas, de entre 8 y 12 años

RAMA VERDE: Tropa y Compañía, son los verdaderos Guías y Scouts, hasta los 17 años

RAMA ROJA: Guías Mayores y Rovers, la etapa del servicio.

 

Lobatas y Lobatos 8 a 12 años

La Rama "Lobatismo" es a la vez la rama menor, que contiene en germen y prepara para las otras dos, y un sistema completo en si mismo, perfectamente adaptado a la infancia. El nombre de "Lobatismo" viene de El Libro de la Selva, de Kipling, que fue escogido por Baden-Powell como tema y fundamento de la Rama. El Lobato puede entrar en la Manada a partir de los 7 u 8 años según su precocidad, y quedarse en ella hasta los 11 ó 12 años. La edad media del Lobato se sitúa, pues, alrededor de los 10 años.

 

Ante todo el Juego es para ellos "el verdadero que hacer de la vida" (Vera Barclay) y todo aquello que no es juego en el sentido en el que ellos lo entienden está despropósito de interés. A los niños siempre les han gustado las historias: incluso los más inquietos se quedan en silencio y tranquilos cuando una bonita historia se les cuenta bien.

 

Es por lo que Baden-Powell tomó El Libro de la Selva y particularmente la historia de Mowgli como fundamento y método del Lobatismo. En efecto, esta historia en la que Akela, el viejo Lobo, desempeña el papel principal y en la que Mowgli, el "cachorro humano" aprende a vivir en medio de los habitantes de la jungla, está repleta de sabias lecciones que "hablan" a la imaginación de los niños con mucha fuerza.

Guías y Scouts 12 a 16 años

La Rama "Scouts" es la Rama principal del Escultismo. El Lobatismo la prepara. La Ruta la continúa. Los principios, fines y métodos del Escultismo, concebidos inicialmente para la Rama "Scouts", encuentran en ella su expresión perfecta. Este período está caracterizado por la crisis de crecimiento continuo que atraviesa el chico durante 4 ó 5 años, es decir, según su grado de precocidad, de 11 - 12 a 16 - 17 años. La edad central de la Rama "Scouts" se sitúa, pues, hacia los catorce años. Poniéndose a la altura del chico,  la Rama propone al chico una sociedad a su medida, unos fines accesibles, un método apropiado y unas actividades según sus gustos.

 

El Sistema de Patrulla, innovación genial de Baden-Powell, es el método fundamental de la Rama "Scouts". Tomando como motor el interés, la acción, la responsabilidad, asocia íntimamente la educación personal y la educación comunitaria y pone a los jóvenes en condición de tomar en sus manos su propia formación. Cada Scout tiene en la Patrulla una responsabilidad mediante la cual se forma; también participa, en el seno del Consejo de Patrulla, en la buena marcha de la Patrulla.

 

Cada Jefe de Patrulla, además de ser el responsable de su Patrulla, es también miembro activo del Consejo de Jefes y de la Corte de Honor, participando así en la vida de la Tropa. El Jefe de Tropa, responsable de ésta, Jefe del equipo de Jefes de Patrulla, toma sus decisiones después de haberlos reunido, de haber hecho sus sugerencias y de haber tenido en cuenta sus opiniones. Así, conociéndose y salvaguardándose el interés de cada uno, ejerciéndose las responsabilidades en todos los niveles, sosteniéndose mutuamente la acción y la reflexión, yendo la formación de los más jóvenes a la par con la de los mayores, la Tropa puede lanzarse con alegría y provecho a las actividades propias de la Rama.

 

Guias Mayores y Rovers > 17 años

La Rama "Ruta" es la continuación de la Rama "Scouts". Tomando al hombre joven aún adolescente, quiere ayudarle a llegar a ser un adulto capaz de "remar él mismo su canoa" (B.-P.), consciente de sus deberes, consagrado a servir. Subiendo de la Tropa o viniendo del exterior a los 16 - 17 años, y siguiendo su maduración, el Rover deja normalmente el Clan hacia los 20 años. La edad central de la Rama se sitúa, pues, alrededor de los 18 años.

 

La Ruta toma los cinco fines del Escultismo en su totalidad. Preparado mediante el Lobatismo, orientado mediante la Rama "Scouts", el hombre joven acaba en la Ruta su formación hasta el completo desarrollo de su personalidad. Robusto y técnicamente capaz, también es un hombre de carácter, consagrado al Servicio, y sostenido por una fuerte espiritualidad. Puede enfrentarse a la vida.